sábado, 14 de abril de 2012


Seguimos con información útil acerca de los problemas mas comunes es las paredes y techos


Presencia de hongos y moho

La superficies con humedad (cualquiera sea el origen de la humedad) suelen traer aparejada la presencia de moho y hongos, causante del famoso “olor a humedad”
Para que  los hongos puedan proliferar  es necesario que exista un campo propicio para su crecimiento, y dentro de ellos están las superficies como paredes  y /o techos con  mala ventilación, oscuros, y  de  altos niveles de  humedad.
Hay lugares claves que siempre tiene que ser vigilados para detectar moho y hongos, como por ejemplo
Rincones y aristas superiores de paredes y techos.
Detrás de muebles, en sitios con poca ventilación. 
Debajo/ atrás de alfombras papeles, cortinas  que fueron afectados por la humedad o el agua
Junto a ventanas y puertas.
Interior de placares. 
En el interior de los conductos de sistemas de aire acondicionado
Ambientes  donde existen actividades con generación de vapor de agua; baños, cocinas, lavaderos, sala de secado y planchado de ropas, etc. 



El motivo por el cual es tan importante el control de la proliferación del moho y hongo es porque estos no son meramente una molestia estética sino que se pueden transformar en una amenaza a la salud.
Los mohos producen alergenos (sustancias que causan reacciones alérgicas), irritantes y, en ciertos casos, sustancias posiblemente tóxicas (mico toxinas). Inhalar o tocar moho o esporas de moho puede causar reacciones alérgicas en personas sensibles. Las reacciones alérgicas pueden incluir síntomas febriles, tales como estornudos, goteo nasal, ojos rojos y la erupción cutánea (dermatitis).
Además el moho puede causar ataques de asma en personas asmáticas que son alérgicas al moho.
Los niños son una población muy vulnerable a problemas de este tipo, ya que la humedad de cimiento por ejemplo  se da con mayor virulencia a un  metro de altura en los muros. Por lo tanto ellos suelen verse mas directamente afectados por secreciones nasales, estornudos, alergias, asma, y otros problema bronquiales al estar en un contacto mas directo con superficies húmedas con moho y hongos.




Los pequeños son la población mas 
vulnerable a problemas que traen la presencia de hongos y moho en las paredes



  

Enumeremos algunas acciones posibles para combatir la humedad

ü       Mantener los ambientes ventilados. En espacios muy encerrados (como sótanos o desvanes) de ser posible instalar un extractor o deshumidificador de aire
ü       Arreglar goteras y filtraciones antes que cualquier otro arreglo estético.
ü       Remover materiales contaminados en las viviendas como alfombras, papeles murales, cortinas afectadas y otros
ü       Evitar plantas en interiores muy encerrados.
ü       Controlar los sistemas de aire acondicionado: Es frecuente que estos en diferentes partes, ya sea tanto en los aparatos como en los ductos de conducción, generen humedad y condensación con la consecuente proliferación y distribución de esporas de hongos en ambientes de interior como oficinas y casas.
ü       Realizar limpiezas periódicas de las superficies más húmedas de la casa (baños, cocinas) con agua y cloro (lavandina 10gr x cada litro) enjuagando luego con abundante agua.


ü       Cubrir las paredes interiores con un revestimiento que haga de aislante entre  la pared y la pintura (ver revestimientos en fibra de vidrio)*

ü       Pintar con pinturas de buena calidad látex antihongos (pintar sobre la pared limpia, nunca sobre el moho directamente )

¡No pinte sobre el problema!





No hay comentarios:

Publicar un comentario